viernes, 15 de febrero de 2008

Juno

En la temporada anterior de los premios Oscar, hubo una película que logró ubicarse en las categorías de mejor film, actor y actriz secundarios, y guión original, premio que ganó, venciendo guiones tan creativos y originales como los de El laberinto del fauno, Babel y Cartas desde Iwo Jima. Dirigido por la dupla de debutantes Jonathan Dayton-Valerie Faris, el film en cuestión era Pequeña Miss Sunshine. Al momento de su estreno en la Argentina, allá por octubre de 2007, previo a los meses de premiaciones, jamás hubiera imaginado que dicha comedia iba a estar en el top ten de casi todos los críticos y medios prestigiosos de los E.E.U.U., pero ocurrió, y Pequeña Miss Sunshine fue la revelación que parece haber encantado por su historia simple, sencilla, efectiva, con algunos logrados gags y personajes bien delineados. Encuentro en La joven vida de Juno exactamente las mismas características: película independiente, de bajo presupuesto, director casi desconocido (su único film hasta el momento era Gracias por fumar), nada de actores estrellas, pero sí un pequeño elenco sin fisuras y con personajes queribles, algunos un tanto estereotipados.
En menos de noventa minutos, Reitman nos cuenta la travesía de una adolescente embarazada, con personalidad y orgullo, que decide entregar al bebé en adopción ni bien dé a luz. Ellen Page, a quien alguno le verá cara conocida, o bien por X-Men III o por su jugado rol en Hard Candy (contados deben ser quienes la hayan visto en ambos roles, pues dichas películas tienen su público bien diverso) encarna a Juno con verdadero talento, y se pone al hombro la historia, estando presente en casi todas las escenas del film. Debo decir que en el primer tramo del mismo no hay demasiado para destacar en cuanto a realización o como película innovadora, sin embargo, y tal vez porque no se lo propone, La joven vida de Juno se va transformando en una tierna y simpática historia, que puede conmover al espectador sin el menor recurso de sentimentalismo o golpe bajo. Simplemente, las cosas van sucediendo, más allá de algunas complicaciones que en manos de otro guionista o realizador se hubieran tornado en giros dramáticos para enmarcar un melodrama, y que aquí son delineados casi al pasar, sin detener el ritmo para llegar al objetivo del personaje principal, que es el que propone el film.
Si a las nominaciones me remito, Ellen Page merece la propia por mejor Actriz, al igual que el guión de la debutante Diablo Cody (primero oficinista, luego bailarina, después escritora de un blog y a raíz del mismo contratada por un productor para escribir un film), que si bien peca de algunos esnobismos y códigos tal vez muy propios de la idiosincrasia estadounidense, brinda una historia efectiva y pura, a fuerza de recursos clásicos y sin ambiciones literarias o estructuras desgastadas. Cody trae viento a favor, y ha cosechado numerosos y prestigiosos premios de sus colegas, como el reciente del sindicato de guionistas, por lo que todo indica que vencerá en los Oscar, teniendo como rival más fuerte, pero cada vez más alejado, al escritor de Michael Clayton (Tony Gilroy.)
Las dos restantes nominaciones, me parecen innecesarias (siempre juzgando a criterio y gusto personal.) No creo que Jason Reitman merezca su nominación, pues su labor es correcta, sin mayores méritos para un aspirante a ser el mejor director. Lo mismo puedo decir sobre la correspondiente a mejor Película. La joven vida de Juno es agradable, cae bien, tiene buenas intenciones, pero no se destaca ni brilla. Definitivamente, no es una gran película.

4 comentarios:

caro* dijo...

Te felicito por tu blog. Nosé porque algo me dice que tenés futuro pibe! Excelente tu post de Juno, hasta me convenciste de que tal vez un poquito me gustó. Te hago un preguntita...vos sos el pibe de la vida de noche?

Fernando dijo...

A ver... creo que evidentemente me perdi algo al ver "Juno". O quizas debiera tomar en cuenta aquello de "coma mierda, millones de moscas no pueden estar equivocadas". Si no como explicar que toooooooodos los criticos todos digan que es una pelicula "muy inteligente", "muy creativa" por utilizar solo algunos de los adjetivos mas leves que utilizaron para describirla.
Yo NO LA SOPORTE. No puedo concentrar mis energias en una pelicula cuya protagonista de... 16 años... FUMA PIPA!!! Menos aun cuando "improvisa" el living de su casa en la antesala de la casa de su noviecito. Ni mas aun cuando la "superforzadasuperada" Juno va a abortar (lo cual hubiese sido lo mas digno del film) y desiste porque... NO LE CAEN BIEN LOS EMPLEADOS DE LA "CLINICA ABORTERIL"!!! Quizas sea la edad, que mas da... pero perder tiempo viendo una pelicula que aunque sea al menos en un cuadro me resulte inverosimil, no es lo que quiero para mi tiempo invertido en el cine. DEFINITIVAMENTE NO!!!

Tomás Sala dijo...

Sí, yo trabajé en La vida de noche, atendía los teléfonos y el conductor siempre me nombraba! Qué memoria!
Gracia por los comentarios Caro.

Tomás Sala dijo...

Fernando: entiendo tu opinión, justo citás los ejemplos más fallidos e inverosímiles que tiene el guión, y puede pasarle a muchos (creo que así será) que no lo soporten. Pero creo que en la totalidad del análisis, son detalles pequeños que no impiden disfrutar del film.