domingo, 18 de mayo de 2008

Entre dos secuestros.


Cuanta atracción sienten los cineastas locales para con la época de los setenta, y también con la de 2001 y su crisis posterior. Y no es una crítica, pero hemos visto o leído de tantos proyectos en torno a esos tiempos difíciles que varios pueden tener un prejuicio con este film, que enlaza constantemente dos secuestros, ocurridos uno en los tiempos del Mundial ´78 y el otro en plena crisis de 2002. Pero hay una vuelta de tuerca en la historia que se propone contar Lucía Cedrón, una realizadora que debuta con el largo, tras ser multipremiada con su notable corto “En ausencia”. Se siente a lo largo del film en cuestión cómo Cedrón lo fue elaborando cuidadosamente, y de hecho se sabe que el guión tuve 33 versiones.
“Cordero de Dios” es una película que no está mal, pero que tampoco le genera demasiado al espectador. Hay algunos rebusques de la trama (las connotaciones de “cordero” no son muy felices), actuaciones poco convincentes como las de Malena Solda, Leonora Balcarce u Horacio Peña, personajes prescindibles como el de María Izquierdo, y algunos momentos logrados de la mano de Mercedes Morán y Jorge Marrale.
Cedrón ya tiene una carrera por delante (este film lo produjo Lita Stantic), su nombre es conocido en Europa, y probablemente funcione en Francia y España. Aquí se ubicó novena en la primera semana, pero no creo que siga la suerte de El nido vacío. Aún así, podemos apostar unas fichas a esta directora…

2 comentarios:

Fernando dijo...

No entiendo. La pelicula te parece que no esta buena pero le das credito a su directora? Mmmmmmm, demagogia porque filmo su historia, tal vez...?

Tomás Sala dijo...

No vas a encontrar demagogia en mi blog, sería ridículo, no busco quedar bien con nadie a costa de elogios sin sentido. Es cierto que el film no me convenció, pero noté ciertos tempos y varios encuadres muy elogiosos mérito de la dirección de Cedrón. Es todo...