lunes, 8 de septiembre de 2008

Miniseries y Films para TV


Por gentileza de HBO, he recibido dos materiales en dvd de la última temporada de miniseries y películas hechas para televisión.
Una es la miniserie de siete capítulos titulada “John Adams”, que está nominada a seis premios Emmy, de la Academia de Televisión de los EEUU, incluyendo mejor miniserie, mejor actor y mejor actriz.
Encabezada por Paul Giamatti como John Adams, quien fuera el segundo Presidente de los Estados Unidos, considerado uno de los padres fundadores de esa patria. La película abarca primero su etapa de abogado, desempeñando los cargos de Delegado continental del Congreso y luego de Vicepresidente, militando en el Partido Federalista de los Estados Unidos. Adams apoyaba activamente la Independencia de los Estados Unidos, siendo un diplomático clave en la década de 1770. Y sentaría las bases del republicanismo, afirmando que era el núcleo de los valores políticos estadounidenses.
Laura Linney es la Sra. Adams, y el elenco cuenta con nombres de la talla de Tom Wilkinson, Stephen Dillane y David Morse. Solo vi el primer capítulo, de una hora de duración, y pude apreciar la exquisita reconstrucción de época, las sólidas actuaciones y el rigor cinematográfico presente en todo el episodio. Sin embargo, tal vez por ser el primero de siete capítulos, lo sentí algo extenso e irregular, carente aún de esa adrenalina y emoción que saben contagiar algunas producciones avaladas por una señal como HBO.
Por otra parte, la película para tv “Bernard & Doris” está basada ligeramente en situaciones de la vida real y del vínculo forjado entre Doris Duke, hija y heredera de una fortuna billonaria del magnate de las tabacaleras, y su mayordomo, quien estuvo a su lado hasta el momento de su muerte, y con quien alimentaría una relación mucho más profunda que la de empleador-empleado.
La dupla está compuesta por Susan Sarandon, como la caprichosa y temperamental Doris Duke, y Ralph Fiennes, como el fiel y sumiso mayordomo. Si bien son dos grandes actores, algo en sus interpretaciones no logran transmitir el sentimiento necesario para hacer crecer esa relación tan particular. Sarandon es una gran actriz, pero al verla da la sensación de que la hemos visto atravesar personajes similares, y entonces su labor no resulta tan interesante. Mientras que en el caso de Fiennes, su rol tiene similitudes con el del memorable Anthony Hopkins en “Lo que queda del día”, pero no sabe sacarle el suficiente provecho. Tal vez, la falta de mérito haya que recriminársela al novel director, otrora actor, Bob Balaban, quien no sorprende ni a nivel visual ni con su conservadora y clásica forma de contar esta historia pequeña.
Seguramente, y volviendo a “Lo que queda del día”, distinto hubiese sido el resultado si el film era dirigido por James Ivory, director de dicha cinta, capaz de explotar lo mejor de esos vínculos tan particulares. Porque después de todo, “Bernard & Doris” es un film para el lucimiento de dicha dupla, sostén de la sencilla trama. Se deja ver, y no mucho más.

3 comentarios:

Fernando dijo...

Me acuerdo cuando Susan Sarandon era mi actriz preferida. Como olvidar sus miradas en "Mientras estes conmigo"; su dolor en "El milagro de Lorenzo"; la perfecta construccion de una mujer que descubre que su vida esta acabada en "Thelma & Louise"; la maravillosa actuacion naturalista sin pretenciones como la del personaje de la Dra. Reggie Love en "El Cliente", solo por citar algunas. Ahora bien, con la menopausia llego el despilfarro sin sentido de papeles como el de "¿Bailamos?"; secundarios insoportables en "Alfie" o "Elizabethtown" y hasta una innecesaria participacion como la mami de "Meteoro". Por queeeeeeeeeeeeee??
Por suerte siempre nos queda Meryl Streep. Hoy la vi un toque en "El diablo viste de Prada" y no se puede creer lo que hace solo con un gesto y un par de miradas. Ojo, tambien eligio peliculas un tanto pedorras, pero cada tanto nos recuerda lo excelente actriz de comedia que es como en "Secretos de divan", "El ladron de orquideas" y hasta la misma Prada.

Dicen que no hay que comparar pero entre esa dupla que siempre me hacia elegir a Susan por sobre Meryl, creo que le hace falta una severa reformulacion de mi parte...

juli dijo...

los que seguimos desde el principio a este blog, esperamos ansiosamente una critica de la mujer sin cabeza,

Tomás Sala dijo...

Fernando: ni te cuento si consultás los futuros proyectos de Susan, fruncís los labios al leer. Creo que en su afán de mostrarle a todo el mundo lo liberal y desprejuiciada que es, no está tomando buenas decisiones. Al igual que su marido Tim Robbins, que luego del Oscar por Río Místico, no ha tenido un papel como la gente. Sería genial que se pongan a trabajar nuevamente en dupla director-actriz, y nos regalen otra joya como "Mientras estés conmigo", u otro film digno como "Abajo el telón".
Julieta: aún no vi el film de Martel, pero no pasará sin mención por el blog.