domingo, 22 de febrero de 2009

Nosotras que nos queremos tanto, sobre "La boda de Rachel", de Jonathan Demme



Expectativas:

•Hace tiempo que tenía ganas de verla, había escuchado variados comentarios y se perfilaba como una de las máximas exponentes del cine independiente actual.
•Jonathan Demme dirigiendo a Anne Hathaway.

Transición: sobre conflictos familiares, reencuentros, celos y admiración entre hermanas, huéspedes metiches, y la caótica organización de una boda en la misma casa donde ocurre todo eso…
La cámara no para un momento, se percibe que Demme está probando cosas nuevas. Bill Irwin impecable como el padre que pone paños fríos entre las hermanas que han compartido tanto, pero que ahora les cuesta estar unidas por ese casamiento.
Anne Hathaway merece la nominación al Oscar con seguridad. Está excelente en su rebelde y conflictuada Kym, pero si debemos hacer una lista de los olvidados de esta temporada, sin dudas entre los primeros puestos, uno le corresponde a la hermana de Kym, la Rachel del título, interpretada por una expresiva y luminosa Rosemarie DeWitt. Mientras que Debra Winger responde con oficio y entrega a la madre de esa familia en las pocas escenas que le toca jugar.
El guión de Jenny Lumet (hija del prolífico Sidney) permite el lucimiento de todos ellos, a la vez que transmite la euforia y los nervios de una típica boda en la que abundan las relaciones humanas. Su trabajo también merecía nominación.

Créditos: un par de escenas conmueven. Sólo un abrazo que resume todo entre la madre y sus hijas, o el peso que siente Kym luego de una pelea con su madre, o el momento de comedia en la cocina, que termina en desconcierto y dolor.
Demme agota con tanto movimiento, y uno se pregunta si era necesario. Abusa también de la música, aunque le da variedad de ritmos a diversos momentos. Sin duda su máximo logro es en relación a sus actores.
“La boda de Rachel” es un filme agridulce, un drama que habla de los tragos difíciles de la vida y del poder del hombre de intentar seguir adelante. Vale la pena

2 comentarios:

Jorge - cinenovedades dijo...

Todavía no la he visto, pero dan ganas con tu buen comentario. Jonathan Demme es un muy buen director, y lo demuestra en sus obras. Aparte el elenco es bastante consistente, empezando por esa gran actriz que es Anne Hathaway.
Saludos y ya estás agregado en mi lista de blogs amigos!

Mariano dijo...

Yo la he visto hace pocos dias y me encanto... en unos días publicaré mi crítica... y por cierto: el martes los ganadores de mis premios en mi blog!
feliz gala!!


pd: ya estas en mis blog a amigos, y en los blogs q sigo ;) saludos!