jueves, 5 de febrero de 2009

Perdona nuestros pecados, sobre LA DUDA, de JOHN PATRICK SHANLEY


Expectativas

•En años anteriores llegó al país como obra de teatro, con un dúo protagónico sumamente atractivo, conformado por Susú Pecoraro (luego reemplazada por Gabriela Toscano) y Fabián Vena. No pude ver la obra, pero las buenas críticas y los premios no tardaron en llegar.
•Al leer la noticia de que se estaba adaptando para cine, con otra dupla actoral más que convocante (Streep y Hoffman), sólo esperé la oportunidad de tenerla en la gran pantalla.

Transición: casi dos horas de duración, mucho diálogo –lo cual siempre me resulta atractivo mientras esté bien escrito- y notables actuaciones.
Demasiada expectativa sobre Meryl Streep. Lo cierto es que esta señora actriz está muy bien, pero claramente no se la va a recordar por este papel, y en su propio ranking, inclusive me cuesta ubicarla en un top five. Hoffman se luce en un par de escenas, mientas que Amy Adams tiene el rol más difícil, pues su personaje nunca estalla, y debe imprimirle a su criatura cierta ternura, inocencia y pudor, aspectos nada fáciles para actuar. Sale airosa. Finalmente, Viola Davis, en el rol con menos acción, se luce en una escena que conmueve por su llanto y su cara de sufrimiento, nada menos que con Streep de parteneire, quien queda disminuida por el brillo de la Davis.

Créditos: se percibe la dificultad en el pasaje del teatro al cine. El director se mueve ampliamente mejor como guionista, aunque su film no pierde el ritmo en ningún momento, y sabe con qué riendas controlar a esos monstruos de la actuación.

3 comentarios:

Fernando dijo...

Hola Tomás.
Está bueno tu blog, con mucha información. Coincido con tu opinión sobre "La duda" salvo lo que decís de Amy Adams, a mí me pareció de una inocencia sobreactuada, casi ridícula.
Seguiré entrando a tu "sala de cine". Un abrazo.
Fernando.

Fernando dijo...

Coincido con los 2: Davis entra en escena y deja "chica" a la Streep. Suficiente merito para considerarla una excelente actriz.
Adams me desconcerto: por momentos la note "pasada", impostada, sobreactuada. Pero despues me doy cuenta de que la pelicula recae sobre ella y lo hace muy bien, soportando el llevar una historia en al que rodeada por Streep y Hoffman no desentona en ningun momento. Lo que no es poca cosa . . .

Tomás Sala dijo...

Gracias a los dos Fernando, pero defiendo mi postura sobre Amy Adams, y ojo, no sea cosa de que esta chica nos sorprenda con un Oscar, lo cual me alegraría muchísimo.